Autor: Orión Mejía

El buen juicio

El Gobierno colocó con éxito una emisión de bonos soberanos por 500 millones de dólares, a una tasa de interés récord de 5.10%, para concluir el financiamiento de Punta Catalina, lo que constituye una buena noticia para cualquier buen dominicano que se precie de sensato. A ese complejo termoeléctrico, que construye un consorcio liderado por Odebrecht, a un costo de US$2,040 millones, solo le falta menos de un 30% para su terminación, programada para finales de 2018, cuando entrarán en línea sus dos plantas con una generación de 730 megavatios. Para poder afrontar cualquier dificultad económica, social política o jurídica,…

Queso y jabón

Generalmente los gobiernos de cualquier parte, procuran por vía de la propaganda, publicidad y comunicación, imponer ante la población una percepción color de rosa sobre su desempeño y en torno a la situación económica. La oposición política, en cambio gestiona que la ciudadanía perciba un tipo de realidad que se acomode a sus propósitos de escalar el Poder, para lo cual formaliza alianzas estratégicas con sectores empresariales desafectos con el régimen de turno. Siempre se escenifica una lucha entre la realidad objetiva y otra que se refleja en una percepción mercadeada desde escenarios políticos de la oposición o gubernamental, aunque…

A rajatabla

Renuncien o que los boten Yo tendría veinte años cuando tuve la suerte de interactuar diariamente por casi tres años con Juan Bosch, en condición de mandadero suyo, redactor del periódico Vanguardia del Pueblo y locutor del programa radial del PLD, por lo que pude leer la mayoría de los textos originales de sus escritos sobre la construcción del Partido. El PLD que el maestro plasmó en esos originales no es el mismo de hoy, pero no podía serlo porque un partido político es un ente vivo, dinámico que al pretender transformar la realidad económica y social, se transforma a…

A Rajatabla: ¿Quién pone los muertos?

La población marginal o excluida ya no quiere aportar los muertos y heridos en luchas sociales que concluyen en arreglos económicos o políticos que privilegian a mentados líderes populares, representantes de la sociedad civil y a titiriteros, de que desde sus poltronas manejan los hilos de esas jornadas. El escándalo de Odebrecht ha generado un movimiento cívico que reclama castigo penal para los implicados en ese caso de soborno, y exige que la dirigencia política y económica se bañe con cloro para que sus actuaciones públicas o privadas sean limpias como papel y transparente como un cristal. La ciudadanía demanda…

El color de la corrupción

El liderazgo político está compelido a liberarse e inmunizarse contra la prevaricación, lo mismo que el empresariado, de prácticas desleales, si de verdad ambos litorales poseen suficiente voluntad política para coexistir e impulsar una sociedad de convivencia sostenida en la ley. La desgracia de la sociedad no es solo que la corrupción se entroniza como cáncer en sus tejidos, sino que ese flagelo se usa por partidos y entes corporativos solo con el objetivo de desplazar al adversario, pero no para extirparlo de raíz. Cada quien denuncia la corrupción de los otros, pero oculta o calla la propia o la…

Diplomado Penal

Participación Ciudadana se erige hoy como cabeza y cerebro del intempestivo giro en la estrategia de la oposición política, que de reclamar sanciones para los responsables en el escándalo Odebrecht, apuesta ahora a la desestabilización institucional por vía de acusaciones infames contra el presidente Danilo Medina. Esa entidad, que se mercadea como ente cívico apartidista, ha logrado colocar a un débil bloque opositor en dirección hacia la temeridad e insensatez política, con el falso criterio de que el Presidente no resistiría una ofensiva basada en el reclamo de un juicio político. Joao Santana, quien fungió como asesor de la campaña…

Erraron el tiro

Los debates sobre Odebrecht y la Ley de Partidos han servido para demostrar la crasa ignorancia y desconexión con la realidad nacional que afecta a dirigencia partidaria, claques económicas, y mentada sociedad civil, todos los cuales, adrede o sin querer, confunden el vino con la orina. La regente de Participación Ciudadana tildó de “Pacto por la Impunidad”, el acuerdo homologado por un juez entre la procuraduría general y Odebrecht, sin querer entender que esa es la mejor vía procesal para poder identificar y someter a la justicia a quienes recibieron soborno de esa empresa. Ignora que el otro camino jurídico…

A Rajatabla: La delincuencia

Matan cabo de la Policía en Los Guandules Aunque entre las cincuenta ciudades latinoamericanas consideradas como las más violentas del mundo no figura ninguna de República Dominicana, la población parece tener la percepción de que aquí prevalece un irrespirable ambiente de delincuencia y criminalidad. El índice de homicidios por cada cien mil habitantes es muchas veces superior en Brasilia, Sao Paulo, Caracas, Ciudad de México, San Salvador, Ciudad de Guatemala, Tegucigalpa, Bogotá y Lima, pero es claro que los dominicanos no están conformes con lo que consideran precario estado de inseguridad ciudadana. Casi el 90% de la población latinoamericana vive…

Dirá lo que dirá

Son válidas las quejas de los clase media porque sobre sus hombros cae el mayor peso de la fiscalidad; de los trabajadores, que perciben sueldos de miseria, y de una gran masa de excluidos, porque el empresariado rehúsa tributar los 33 mil millones de pesos que se requieren para liberarlos de la indigencia. A la ciudadanía le asiste el derecho a la protesta contra cualquier expresión de prevaricación o de inobservancia de la ley, sin importar rango económico, social o político, así como también reclamar mejoría sustancial en todos los servicios básicos. PUBLICIDAD inRead invented by Teads Lo que resulta…

Caperucita verde

Se pintan como Caperucita Verde con su angelical manto anticorrupción, pero en vez de frutas, leche y miel, ocultan en sus canastas cruentas historias de acumulación de riqueza por vías de abyectas prácticas desleales, prevaricación, privilegios y explotación laboral. Esos lobos de la moral se colocan a la vanguardia de una causa justa y necesaria que reclama bañarse con cloro a poderes públicos, clase política, empresariado y mentada sociedad civil, pero la intención de la fiera es la misma de engullirse a la abuela. Nadie en su sano juicio puede oponerse al clamor de que se identifiquen las personas físicas…