Astros de Houston hace historia y luce corona de béisbol en EE.UU.

Washington, 2 nov (PL) Astros de Houston luce hoy la corona de la Serie Mundial 2017 de las Grandes Ligas de béisbol estadounidense tras dominar a Dodgers de Los Ángeles y lograr por primera vez en su historia la máxima gloria.

Los nuevos monarcas se impusieron 5-1 en el séptimo juego de la disputada porfía en la casa de sus rivales, el Dodger Stadium, que con 56 mil espectadores volvió a estar a lleno total.
Convencidos de la importancia de salir delante en el marcador, “los siderales” anotaron par de carreras en el episodio inicial por doblete de George Springer, error defensivo tras roletazo de Alex Bregman, quien llegó a segunda y después robó tercera, y otra conexión por el cuadro del venezolano José Altuve, que sirvió para impulsar.
A la postre, esas carreras fueron decisivas pues “los esquivadores” solo pisaron el home una vez en la sexta entrada cuando ligaron un boleto y dos imparables, el empujador a la cuenta de Andre Ethier.
Para ese entonces, el partido marchaba 5-0 pues en su segunda oportunidad ofensiva, los visitantes produjeron tres carreras, la primera por boleto a Brian McCann, doble del venezolano Marwin González, y roletazo propulsor de Lance McCullers Jr, pitcher abridor de los campeones.
Seguidamente, Springer, proclamado el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, disparó jonrón, su quinto de esta fase, y enmudeció a la mayoría de los presentes en las gradas.
Todas las carreras de Astros fueron a la cuenta del lanzador japonés Yu Darvish, incapaz de sacar los primeros seis outs de sus contrincantes y dueño del amargo descalabro.
Después del nipón trabajaron Brandon Morrow, Clayton Kershaw, Kenley Jansen y Alex Wood, pero ya el daño estaba hecho y el sueño de lograr la sexta corona con la denominación de Dodgers de Los Ángeles, tras la mudanza desde el neoyorkino condado de Brooklyn en octubre de 1957, se convirtió en pesadilla.
Hace 29 años, los derrotados, para muchos favoritos al triunfo final en esta temporada en la cual fueron los máximos ganadores de la etapa regular, se proclamaron reyes del Big Show por última vez .
Charlie Morton, se anotó el decisivo triunfo como cuarto y último relevista de Astros, que también utilizó a Brad Peacock, el dominicano Francisco Liriano y Chris Devenski.
Para bien del espectáculo, esta Serie Mundial, la número 65 que conquista un elenco de la Liga Americana en sus 113 ediciones, tuvo su decisión en el último partido, el de “todo o nada”.
El equipo californiano se impuso con sendos marcadores de 3-1 en el primer y sexto choque, y 6-2 en el cuarto, mientras que su contrario sumó éxitos de 7-6, 5-3 y 13-12 en el segundo, el tercero y el quinto, antes del momento culminante.
Dos de las esas victorias, las impares, se produjeron más allá del límite habitual de las nueve entradas (11 y 10, respectivamente).