Siria denuncia en ONU política invasora de Estados Unidos e Israel

El representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Al Jaafari, aseguró que la política de Estados Unidos alienta a Israel a seguir invadiendo y ocupando territorios árabes.

En una reunión del Consejo de Seguridad, indicó que la postura de Washington y Tel Aviv de no respetar el derecho internacional ocasiona grandes problemas en el Medio Oriente.
Recientemente, Israel anunció que construirá asentamientos en el Golán sirio ocupado, a las cuales quiere llamar Altos de Trump, denunció el embajador.
Pero luego de más de 50 años de ocupación ilegal de Tel Aviv en esa zona, el Consejo de Seguridad de la ONU mantiene su silencio y Estados Unidos sigue sin respetar las resoluciones de ese organismo y alienta Israel a que tampoco lo haga.
Mi país, que es uno de los miembros fundadores de Naciones Unidas, está convencido de la importancia de la diplomacia multilateral y el derecho internacional, recalcó el representante sirio.
Por ello, el Gobierno de Damasco reafirma que está dispuesto a cooperar con el enviado especial de la ONU Geir Pedersen en el proceso de diálogo, que debe ser liderado por los sirios.
Sobre la futura creación de un Comité Constitucional, Al Jaafari señaló que eso es solo la “punta del témpano”, pues sin el apoyo del Gobierno sirio y sin poner fin a la presencia de terroristas y fuerzas militares ilegales, toda vía política será una alternativa sin futuro, recalcó.
El embajador reiteró sus denuncias de cómo algunos desvirtúan y utilizan en función de intereses mezquinos las labores humanitarias en la nación levantina.
Según informó, 27 organizaciones no gubernamentales laboran en Siria con aprobación del Gobierno de Damasco, pero hay países que envían a grupos de inteligencia bajo el pretexto del trabajo humanitario.
Por su parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Geir Pedersen, señaló al Consejo de Seguridad que hace falta un enfoque de cooperación para luchar contra el terrorismo en ese país y garantizar protección a los civiles.
También se refirió a la situación preocupante en la zona de Idleb, debido a los continuos ataques.
Pedersen reconoció la presencia en esa área de la organización terrorista Hayat Tahrir al-Sham (HTS), la cual es responsable de numerosas agresiones.
Del mismo modo, destacó la necesidad de proteger a los civiles y su infraestructura y abordar el complejo escenario de los desplazados y refugiados sirios.