En Bolivia hablan de elecciones en un ambiente represivo

La presidenta  de Bolivia, Jeanine Áñez, prometió hoy garantizar “elecciones transparentes” durante su mandato, junto a las nuevas autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE), en medio de denuncias de incremento de la represión en este país.
La mandataria informó que en los próximos días Bolivia tendrá un nuevo TSE a propósito del proceso de selección y elección de vocales electorales que lleva adelante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).
Los nuevos vocales del TSE que resulten seleccionados deberán convocar a elecciones nacionales lo antes posible y el pueblo boliviano pueda elegir al presidente, vicepresidente y legisladores nacionales para el periodo 2020-2025.
Añez asumió el poder tras el golpe de Estado del 10 de noviembre pasado contra Evo Morales, quien renunció al cargo para evitar derramamientos de sangre y se acogió a la propuesta de asilo político ofrecida por el Gobierno de México.
Morales a través de su cuenta en Twitter denunció este domingo que “el gobierno de facto pide ayuda al gobierno sionista de Israel para combatir a la izquierda. Los golpistas son los violentos, que no respetan la libertad, dignidad e identidad con políticas de intervención militar extranjera que nos dividen entre hermanos”.
“Bolivia no necesita fuerzas militares externas para arreglar sus diferencias ideológicas y programáticas, somos de la cultura del diálogo y la paz”, reseñó a continuación en otro mensaje el líder aymara.