Papa Francisco convoca a encuentro mundial para cambiar la economía

El papa Francisco convocó a jóvenes economistas, empresarios y empresarias a un encuentro mundial con el objetivo de hacer un pacto para cambiar la economía actual y darle alma a la del mañana.
En su llamamiento, el sumo pontífice indicó que la conferencia se realizará del 26 al 28 de marzo de 2020 con el lema de “Economía de Francisco” en referencia a San Francisco de Asís “y al Evangelio que vivió en total coherencia también en el ámbito económico y social.
El Papa señaló que el santo, cuyo nombre asumió para ejercer su pontificado, “nos ofrece un ideal y, en cualquier modo, un programa” y añadió que para él sigue siendo una fuente de inspiración.
En ese sentido, destacó el significado de efectuar esa cita en Asís, ciudad natal de San Francisco, quien se despojó allí “de toda mundanalidad para escoger a Dios como estrella polar de su vida” para convertirse en “pobre con los pobres, hermano universal”.
De su elección de pobreza -precisó- surgió también una visión de la economía la cual se mantiene muy vigente y “puede darle esperanza a nuestro furuto, en beneficio no sólo de los más pobres, sino de toda la humanidad”.
Asimismo recordó como en su Encíclica Apostólica “Laudato sí”, subrayó que hoy más que nunca, todo está íntimamente conectado y que la protección del medio ambiente no puede separarse de la justicia para los pobres y de la solución de los problemas estructurales de la economía mundial.
Por lo tanto, apuntó, es necesario corregir los modelos de crecimiento que son incapaces de garantizar el respeto por el medio ambiente, la aceptación de la vida, el cuidado de la familia, la equidad social, la dignidad de los trabajadores, los derechos de las generaciones futuras.
El pontífice lamentó que “el llamado a tomar conciencia de la gravedad de los problemas y, sobre todo, a implementar un nuevo modelo económico, el fruto de una cultura de comunión, basada en la fraternidad y la equidad”, continúe sin ser escuchado.
Tras puntualizar que “todos nosotros estamos llamados a revisar nuestros esquemas mentales y morales”, dijo que decidió invitar a los jóvenes, de una manera especial, porque su deseo de un futuro hermoso y feliz “ya es una profecía de una economía que se preocupe por la persona y el medio ambiente”