Sugieren perseguir en términos penales a involucrados en el tráficó ilícito de migrantes

La Procuraduría Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas aseguró que República Dominicana no puede seguir manteniendo a nivel internacional un posicionamiento tan elevado en materia de trata de personas para explotación sexual.

En opinión del titular de la dependencia oficialo, Jonatthan Baró, el paso inicial para combatir ese flagelo debe ser la “persecución penal estratégica en el ámbito local”.

Baró se refirió al estudio publicado por la Fundación Tú mujer financiado por  Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), titulado “El tráfico ilícito de migrantes y trata de mujeres dominicanas en el exterior”.

El estudio destaca que República Dominicana se encuentra entre los diez países con mayor número de mujeres en el exterior, y ocupa el cuarto lugar después de Tailandia, Brasil y Colombia, entre las primeras cuatro naciones que encabezan la lista con mayor porcentaje de víctimas de trata.

El mismo estudio destaca que el país no solo ocupa un lugar predominante como origen de víctimas de la trata de personas, sino también que junto a Centroamérica “conforman una región de origen, tránsito y destino”. 

Agregó que cientos de mujeres son sacadas de la región o traídas desde otras partes del mundo con este propósito.

Refirió que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de acuerdo a un estudio realizado en 2003 estima que de unas 60 mil dominicana dedicadas a la prostitución en Europa al menos un tercio pueden haber sido víctimas de la trata.

Baró insistió en que “ha llegado el momento de enfrentar de forma responsable esta problemática, para lo cual necesariamente debemos empezar a perseguirla y combatirla en nuestro territorio” .

Destacó que ante esta “preocupante” realidad lo más lamentable es que las mujeres y las niñas constituyen alrededor del 80% de las víctimas identificadas de explotación sexual. 

El magistrado agregó que la trata de niños representa entre el 15% y el 20% de las víctimas, aproximadamente.

Baró dijo que para que tengamos una idea clara de la realidad puedo decirles que países como Chile y Argentina, en los cuales hasta hace un año los dominicanos y dominicanas podíamos viajar sin inconvenientes tan solo con una invitación o contrato de trabajo, se han visto precisados a exigir el visado para poder ingresar a esos territorios.

A su entender, eso se debe al auge de la prostitución de mujeres dominicanas en estos países,  “y la gran cantidad de víctimas de trata de personas identificadas.

“Debemos entender que la trata de personas, en este caso para la explotación sexual, funciona con una estructura criminal organizada que hay que empezar a golpear en todas las direcciones a nivel local e internacional”, precisó Baró.

Declaró que en Argentina se disponen a perseguir y castigar a los clientes de la prostitución como manera de contrarrestar la explotación sexual de mujeres y niñas que son más vulnerables a ser víctimas de las redes criminales.

“Entonces nosotros estamos en la dirección acertada”, reiteró el magistrado.