En ofensiva oficial incautan drogas, apresan y chocan con facinerosos

La ofensiva lanzada contra la delincuencia en auge ha permitido a las autoridades en las últimas horas la incautación de armas, la localización de drogas, choques armados y apresamiento de presuntos facinerosos.

Así, en la playa de Cumayasa, La Romana, las autoridades interceptaron una embarcación procedente de Colombia en la que incautaron 31 paquetes de marihuana, dos hélices para motores de embarcación, 55 cuartos de aceite dos tiempos y siete tanques de 55 galones de combustibles.

Ese operativo fue montado por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) conjuntamente con la agencia antidrogas de Estados Unidos conocida como Drug Emforcement Administration (DEA).

De su lado, la Policía se incautó de más de 85 armas de fuego de distintas marcas y calibres en operativos realizados en distintos lugares del territorio nacional.

Un informe oficial da cuenta de que esas armas al ser analizadas dieron positivo con casquillos levantados en hechos criminales.

Caso comprobado

El parte policial da cuenta de que sus acciones permitieron ocupar el arma utilizada para asesinar a la segundo teniente del Ejército Nacional Suleica Ponciano Solano, de 24 años, cuyos autores fueron apresados y traducidos a la justicia. 

Se trata de la pistola Smith & Wesson cal. 9mm., No.VKM5118, con la cual también había sido herido y asaltado otro ciudadano.

Los detenidos por este caso fueron  William Santana Perdomo (Willy), quien se entregó a través de un funcionario de Monte Plata; su compañero Arturo Santiago Alcántara Nepomuceno (Monalisa) y Rafael Contreras de la Rosa.

Otra vez Capotillo

El populoso y empobrecido sector de Capotillo, al Norte del centro de la Capital, fue escenario de  intensos enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la Policía Nacional, los cuales mantuvieron en vilo a la comunidad durante todo el día de este viernes.

Los informes ofrecidos por Virgilio Almánzar, activista de los Derechos Humanos, dan cuenta de que al menos cuatro personas resultaron heridas de bala, entre ellas dos menores y dos adultos que fueron sacados del hospital y llevados a sus hogares.  

Entre las personas heridas se ha identificado a Yorkis Soto, de 12 años, herido en horas de la mañana; Robert Vantroit Diaz, José Henríquez y Miguel Rosario, de 16 años. 

No pocos comunitarios atribuyeron el origen de los hechos a la irrupción en de agentes de la DNCD y el apresamiento de varias personas durante un operativo de prevención de acciones delincuenciales.