Presidente SCJ anuncia plan transformador para elevar eficiencia y confianza en la Justicia.

El Magistrado Luis Henry Molina, presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial (CPJ), anunció un plan transformador para elevar la eficiencia y la confianza en la Justicia.

Al pronunciar su primer discurso como titular de ese Poder del Estado, en la audiencia celebrada en la Sala Augusta del recinto judicial y teniendo de acompañante al Presidente de la Republica Danilo Medina y los integrantes del Pleno,  exhortó a los jueces a actuar con rigor ante maniobras dilatorias.

Aprovechó la ocasión para comprometer a los jueces y las juezas a ser honorables y dedicados para proteger la honra, el trabajo y garantizar la probidad que sostiene la confianza en las instituciones.

Nuestra independencia como jueces no radica solo en la neutralidad de nuestras sentencias, se nutre de la conducta diaria, antes, durante y después de dictar sentencia”, recalcó el presidente de la Suprema Corte de Justicia.

En ese contexto, esbozó el plan estratégico denominado “Visión Justicia 20/24”, el cual inició con un camino de consultas, observando, a su decir, con distintas lentes, las problemáticas del sistema.

Indicó que es tiempo de enfrentar grandes retos y “llevar acceso digno a las distintas instalaciones, con respuesta pronta, a quienes quieren servicios eficientes”.

“La justicia es un derecho de las personas y su garantía es un ejercicio cotidiano que requiere dedicación, inteligencia y racionalidad en el uso de los recursos.”

Explicó que la protección en igualdad ante la ley demanda especial sensibilidad hacia quienes hoy son más vulnerables.

En ese sentido calificó la violencia contra las mujeres como un dolor y una gran vergüenza que debe llevarnos a la reflexión y, sobre todo, a la acción. 

Expuso que en cada departamento judicial habrá centros especiales de entrevistas para víctimas de violencia en materia de género, conocido como Cámara Gessel, para garantizar la privacidad y evitar la revictimización de las mujeres.

“La tarea es asegurar que las victimas de violencia de género encuentren en la justicia un espacio digno, protegido y sensible frente a su sufrimiento”, afirmó. 

Además, la Escuela Nacional de la Judicatura desarrollará a partir de marzo un programa nacional de entrenamiento y sensibilización al personal judicial administrativo.

En el solemne acto, había personalidades de los distintos estamentos del Estado, juristas, especialistas, expresidentes de la Suprema Corte de Justicia y miembros del gabinete de Gobierno.